Son solo uno de los sistemas de seguridad que se introducirán por ley desde 2022, pero la obligatoriedad de los limitadores de velocidad en cada coche desde esa fecha es, seguramente, el único de todos ellos que pueda generar cierta controversia.

Ha sido aprobada la nueva Normativa General de Seguridad Vial en Europa por la que el coche llevará obligatoriamente un paquete de tecnologías que, seguro, reducirán drásticamente los accidentes mortales en la UE.

Entre la lista de medidas tecnológicas a introducir en el automóvil desde 2022 está un monitor del conductor que le avisará de cuando esté distraído, un cristal de seguridad para peatones y ciclistas, un ‘event data recorder’ (EDR o caja negra), frenado autónomo de emergencia, cámara de visión marcha atrás, asistente de mantenimiento de carril, mejoras en los cinturones de seguridad y un sistema que ayudará a que avisar a los camioneros de la presencia de ciclistas o peatones.

Leer más Así funciona el asistente de luz inteligente de BMW

Y, por supuesto, el mencionado limitador inteligente de velocidad obligatorio desde mayo de 2022 en cada coche. Denominado ISA por sus siglas en inglés y que, en principio, no intervendrá en todos y cada uno de los escenarios. Este sistema operará combinando la señal de GPS y las cámaras del vehículo capaces de leer las señales de tráfico para enviar una alerta audible al conductor y, posteriormente, reducir la velocidad de manera automática.

Artículo de Vicente Cano (AutoBild.es). Ver aquí