BMW SERIE 7 y MERCEDES BENZ CLASE C

BMW y Mercedes Benz preparan sus motores para competir por el podio automovilístico. Es increíble como estas dos grandes marcas nos siguen sorprendiendo. Y es que ahora vienen más fuerte que nunca.

La pelea entre BMW y Mercedes Benz viene desde lejos, desde hace mucho tiempo atrás. Ahora, con el BMW Serie 7 y el Mercedes Benz Clase C (con todas las variaciones de modelo que podemos encontrar) ya no se trata solo de una batalla en el campo tecnológico, sino también ya mucho tiene que ver el toque estético que las marcas imprimen sobre sus modelos. Cada vez se toma más tiempo en cuidar hasta el último detalle estético. El estilo de un coche es muchas veces un factor muy importante a la hora de decidir comprar un coche u otro.

Es verdad que vamos a poner el listón muy alto esta vez, porque tenemos modelos, el BMW Serie 7 y el Mercedes Benz Clase C que no son cualquier cosa. Se trata de dos modelos con una potencia impresionante, tecnología a la última y un cuidado estético que nos deja con la boca abierta. No podemos olvidar que estamos hablando de dos coches de lujo.

LO MEJOR DE BMW EN EL EXTERIOR

El BMW Serie 7 destaca por un diseño sólido, con un estilo más dinámico y actual a la vez que poderoso y que impone respeto mientras que el Mercedes Benz Clase C se centra más en lo clásico, aunque ello no quiere decir que sea también solvente. Al final, también el gusto estético se basa mucho en la personalidad de cada cliente, es por eso que existen millones de diseños de coche.

MERCEDES BENZ: DISEÑO CLÁSICO Y SOBRIO

En la parte delantera encontramos similitudes entre el BMW Serie 7 y el Mercedes Benz Clase C. En el Mercedes Benz presenta un diseño sobrio, en el que destacamos sobre todo la tecnología “Digital Light” de los faros. La rejilla frontal es la clásica de Mercedes Benz, pero esta vez ensanchada un poco más para dar otro aspecto más imponente al coche.

Por otro lado, en el BMW encontramos una rejilla frontal grande y amplia, que se combina a la perfección con los faros antiniebla con tecnología LED a la última.

En la parte trasera podemos encontrar maleteros grandes y sin muchas diferencias entre los dos. La disposición de los faros traseros es distinta como era de esperar en ambos modelos, pero tampoco destacan frente a otros modelos que podemos encontrar en el mercado.

TECNOLOGÍA PUNTA EN EL INTERIOR

Eso si. Si ya nos quedábamos ilusionados con el diseño exterior cuidado al detalle, por dentro encontramos, tanto en el BMW Serie y como en el Mercedes Benz Clase C, lo que cualquier amante del motor desearía.

Como era de esperar, encontramos dispositivos digitales de última tecnología que harán las delicias. Es verdad que el BMW Serie 7 encuentra un equilibrio en este sentido, mientras que Mercedes Benz ha hecho un trabajo brutal en re-estructurar totalmente sus paneles, queriendo convertirse en uno de los pioneros en el sector. El panel táctil del centro es realmente un centro de mando para este Mercedes Benz Clase C. Esto no quiere decir que el BMW Serie 7 se haya quedado atrás en este sentido, simplemente que la marca ha optado por un diseño más sencillo en cuanto a lo tecnológico.

 

disponible 0 coches