Artículo: Joan Dalmau. (Coches.net).  Ver artículo completo aquí.

Mini acaba de anunciar el lanzamiento de dos nuevas versiones John Cooper Works para los modelos Countryman (SUV compacto) y Clubman (break compacto). Estas nuevas variantes deportivas estrenarán un motor de gasolina de cuatro cilindros turbo con 306 CV lo que las convierte en los modelos de serie de la marca más potentes de su historia.

El Clubman se convierte en uno de los breaks compactos más potentes del mercado. Ideal para comparar con el nuevo Seat León Cupra R ST.

En ambos casos, el motor estará disponible combinado únicamente con un nuevo cambio de marchas automático Steptronic de 8 velocidades con bloqueo mecánico del diferencial delantero y tracción a las cuatro ruedas ALL4. Mini ha adaptado y reforzado el chasis de ambos modelos para que respondan sin problemas al notable incremento de potencia. Los frenos son también más prestacionales.

Respecto a las anteriores versiones John Cooper Works de estos modelos, la ganancia de potencia es notable, con 75 CV más mientras que el par se ha incrementado también en 100 Nm. hasta alcanzar los 450 Nm. Con este nuevo motor, las aceleraciones se ambos modelos se sitúan alrededor de los 5 segundos para alcanzar los 100 km/h. cifra que supone una mejora de un segundo y medio respecto al modelo precedente. La velocidad máxima de ambos modelos está limitada electrónicamente a 250 km/h.

El Clubman John Cooper Works mantiene, lógicamente, las puertas traseras tipo armario que son una de sus señas de identidad.

El motor, de dos litros de cilindrada, incorpora un nuevo sistema de refrigeración, un escape específico y un sistema de filtro de partículas de gasolina que permite que el propulsor cumpla con la normativa Euro 6d-TEMP. El cigüeñal de estos motores es nuevo y está reforzado y también se han modificado el cojinete de bancada, los pistones y las bielas e incorpora un nuevo amortiguador de vibraciones con refrigeración optimizada.

La relación de compresión del motor se ha reducido de 10,2 a 9,5 para compensar la mayor presión de soplado del nuevo turbo, más grande y con una válvula de descarga que mejora su respuesta. El conducto de admisión de aire también se ha rediseñado y los inyectores de combustible permiten aumentar el caudal con una presión de inyección de hasta 350 bar.

El Countryman pasa a convertirse en un rival directo de coches como el Mercedes GLA AMG o el Cupra Ateca,

Los sistemas de suspensión y amortiguación, el control dinámico de estabilidad y la dirección electromecánica se han adaptado para mejorar su respuesta a alta velocidad y, opcionalmente, ambos coches pueden montar una suspensión adaptativa con amortiguadores controlados electrónicamente con modos de conducción sport y confort. Tanto la suspensión deportiva de serie como la suspensión adaptativa reducen la altura del chasis 10 milímetros. Ambos tienen llantas de 18 pulgadas, aunque en opción hay otras de 19 pulgadas.

Estéticamente, ambos son fáciles de reconocer. Las grandes tomas de aire de la parte delantera, los faldones laterales y los faldones traseros con elementos difusores integrados y los alerones de techo específicos mejoran el apoyo aerodinámico de dos modelos que, además, incluyen la pintura de contraste opcional en rojo para el techo y las carcasas de los retrovisores, un diseño individual para las molduras de entrada laterales con los intermitentes y el logotipo John Cooper Works en la parrilla del radiador y el portón trasero. La entrada de aire central de ambos modelos tiene un diseño en forma de panal y la carrocería aloja diferentes elementos en color rojo.

En esta imagen interior del Clubman se aprecia la pantalla opcional de 8,8 pulgadas. La de serie es más pequeña.

En el habitáculo, ambos montan asientos deportivos con reposacabezas integrados, un volante deportivo con botones multifunción, una palanca de cambios específica y el recubrimiento del techo en color antracita. Ambos modelos llevan faros de LED, arranque sin llave, equipo de audio con pantalla táctil de 6,5 pulgadas, navegador y cámara de visión trasera. Como alternativa, es posible disponer de una pantalla de 8,8 pulgadas, un Asistente Personal y el portal de Internet MINI Online.

Artículo: Joan Dalmau. (Coches.net).  Ver artículo completo aquí.