¿Qué virtudes tiene el BMW X6 de segunda mano? Reseña de un increíble coupé 4×4

Este coche es un reconocido pariente del X5. Ofrece un buen rendimiento con algunas particularidades de los SUV propios de la marca. Con estas virtudes adquirir un BMW X6 de segunda mano es un evento afortunado que no puedes dejar pasar.

Desde el lanzamiento de este modelo en el Salón del Automovilismo en Detroit en 2008 fue definido por el fabricante como un cupé 4×4. Desde sus inicios se destacó por ofrecer tecnología avanzada en el terreno que mejoraba la relación tracción/estabilidad, asientos delanteros cómodos y espaciosos y un motor V8 de excelente poder.

Concretamente se lo conoció como un SAC (sport activity coupe) o coupé de actividades deportivas. Lo que tenía de coupé tenía más que ver con su diseño estilizado. En realidad tiene cuatro puertas. Y tuvo su atractivo en función de un increíble forma de conducir , buen espacio delantero y buena funcionalidad.

Los comienzos del BMW X6

La popularidad de los SUV estaba un poco baja en el año 2008. No obstante, BMW se la arregló para ofrecer opciones interesantes para quienes todavía los tenían en la mira como coches deseables.

El BMW X6 ofrecía 4 tipos de motores propios de la marca. Tenían las siguientes características:

  • xDrive35i: venía con 6 cilindros, 4 válvulas y un poder de 306 cv en 5.800 a 6.250 rpm. Podría alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h y podía acelerar de 0 a 100 km/h en 4,8 segundos.
  • xDrive50i: ofrecía 407 cv en 5.500 a 6.400 rpm. Alcanzaba un máximo de 250 km/h y una aceleración de 0-100 Km/h en 4,6 segundos.
  • xDrive30d: su poder era de 173 cv en 235 a 4000 rpm, y podía correr a una velocidad de 220 km/h, alcanzando los 100 km/h en 8 segundos.
  • xDrive35d: tenía una potencia de 210 cv en 286 a 4400 rpm. Su velocidad máxima era de 236 km/h, llegando a 100 km/h en 6,9 segundos.

Estas son algunas de las características que podrás encontrar cuando adquieras un BMW X6 de ocasión.

Más particularidades del BMW X6 de segunda mano

El aspecto externo del X6 es llamativo gracias a sus características, propias de un deportivo. Tiene un techo estrecho, y la parte trasera es alargada al estilo del coupé. Las ruedas de aleación son de 19 pulgadas y lucen muy bien, como recién salidas de los bocetos de un diseñador. También posee pasos de rueda y tomas de aire que sin dudas llamarán la atención.

La cabina interna de 4 plazas tiene mucho del X5. Ostenta una excelente calidad de construcción y el ambiente que ofrece es minimalista y elegante. Para algunos expertos no es tan práctico como debiera.

Pesa un poco más de 2 toneladas incluso con sus motores pequeños y mide casi 5 metros. El interior es espacioso.

Por otro lado un BMW X6 de segunda mano puede venir con variadas opciones tecnológicas tales como controles de clima, ajustes electrónicos de la posición de los asientos y una pantalla a color de 6,5 pulgadas con controlador iDrive.

También tiene un sistema de sonido con opciones para conectar un iPod o cualquier dispositivo por USB. Algunas innovaciones pueden venir en forma opcional, como es el caso de puertas de cierre suave y radio satélite.

El modelo xDrive50 i te ofrecerá un diseño exclusivo de ruedas de 19 pulgadas, suspensión trasera autonivelante, tapizado de Cuero Nevada, junto con un escape y una parrilla de aspecto intimidante.

La seguridad en un BMW X6 de segunda mano

En cuestiones de seguridad el X6 dispone de control de estabilidad, frenos antibloqueo, control de descenso en pendientes y reposacabezas activos en los asientos delanteros. A esto se suman airbags laterales en los asientos delanteros y airbags laterales de cortina.

Ante un vuelco inesperado sus sensores activan los airbags y los tensores en los cinturones de seguridad.

Además dispone del Dynamic Performance Control que redirige activamente la potencia de forma activa en cada una de las ruedas para regular la tracción y la estabilidad direccional.

Lo que se obtiene al conducir un BMW X6 de ocasión

Siendo uno de sus mayores atractivos, se destaca por tener un manejo ágil y dinámico. Tiene una dirección rápida, un frenado receptivo, y los neumáticos al trabajar activamente con el sistema de tracción total, ofrecen un increíble agarre.

Es posible que el Dynamic Performance Control se siente invasivo en algunas circunstancias. De todos modos es un vehículo muy versátil, de características muy sólidas.

Detalles que no te puedes perder al comprar un BMW X6 de segunda mano

No se han reportado problemas graves en los BMW X6 de ocasión. Por lo tanto, si vas a ver uno haz una revisión estándar. Examina la condición de la tapicería, observare el estado del tubo de escape, y de la carrocería en general. Esto te dará la pista respecto a si ha sido forzado a funcionar como todo terreno.

En estas circunstancias pueden dañarse las llantas de aleación, lo que se notará bastante en los neumáticos traseros. También prueba todo lo que puedas los sistemas electrónicos de que disponga a bordo. Por lo general funcionan muy bien, pero no está demás asegurarse.

En conclusión, ¿Debes comprar un BMW X6 de ocasión?

Si te gustan los deportivos con capacidad para llevar a tu familia, entonces amaras las virtudes del BMW X6 de segunda mano. Te encantará conducirlo y tiene una vista que realmente te encantará.

Nuestro consejo es que te evites lo dolores de cabeza que puede producirte la compra de un vehículo como este a un propietario particular. Si quieres disfrutar el proceso y hacerte con un coche en perfecto estado, tienes que venir a Framacar.

En Framacar tenemos tu BMW X6, y muchos otros modelos a reestrenar

Ven a visitarnos en Atarfe para hacerte con vehículos BMW y Mini que están listos para ser reestrenados. Nuestras unidades han pasado todas las verificaciones más exigentes. Llévate el coche de tus sueños financiado y con garantía. ¡Decídete! ¡Sabemos que mereces más!

 

disponible 0 vehículos