Varias capas de blindaje en la carrocería, cristales que resisten impactos de bala con total facilidad y un habitáculo a prueba de bombas y granadas. Imposible sentirse más seguro que en el BMW X5 Protection VR6, un SUV blindado jamás antes visto que parece un BMW X5 tradicional y normal pero tiene el gran añadido: es resistente a balas, bombas y granadas de mano. Un “mini-bunker” con 4 ruedas.

Pero la cosa no queda aquí. Si bien el aspecto es muy similar, el BMW X5 Protection VR6 cuenta con un motor de gasolina V8 de 4,4 litros. Además, encontramos 530 CV de potencia máxima. BMW afirma que, dentro de su gama, se trata de un vehículo más potente de su clase.

Y te aseguramos que BMW no mienta, y es que este modelo BMW X5 pasa de 0 a 100 kilómetros por hora en tan solo 5,9 segundos. Lo más sorprendente de este dato es que este SUV pesa un poco más de 3 toneladas. Bien es cierto que si sumamos el motor grande con el peso de este modelo, el consumo se dispara a 13 litros por cada 100 kilómetros.

Tanto su peso como su consumo tienen explicación: el avanzado equipo de protección desarrollado exclusivamente para el BMW X5. Todo está hecho a medida para este SUV, desde el moldeado del blindaje para el habítaculo y el vehículo hasta el acristalamiento de seguridad a prueba de balas. Los refuerzos blindados que podemos encontrar por todo el vehículo vienen fabricado normalmente a base de fibra de carbono y resisten, como hemos podido ver casi cualquier ataque.

Pero ojo, si pensamos también en el punto débil de un coche, encontramos el tanque de gasolina. Habremos visto miles de películas y visto como coches blindados saltaban por los aires por explotar el tanque de gasolina. BMW piensa en todo y encontramos por tanto el tanque de combustible autosellable, con un revestimiento especial que hace la función de protector.

¿Será éste el futuro de los automóviles? ¿Encontraremos coches blindados en el catálogo normal de cualquier marca? El futuro lo dirá, pero si las grandes marcas empiezan a hacer pruebas como con este BMW X5, de seguro encontraremos más y más propuestas a lo largo de los años. Quizás es un poco precipitado y apocalíptico pensar que nuestro coche puede llegar a ser atacado por metralletas y granadas de mano, pero el extra de seguridad que puede ofrecer este tipo de coches quizás valga la pena. Del mismo modo, grandes marcas ya están haciendo esfuerzos en construir coches más resistentes contra impactos y accidentes, así como construcciones y esfuerzos en la protección del interior del habitáculo y el conductor, como pueden ser airbags u otros dispositivos que amortiguen impactos de manera eficaz.