Características del BMW X1 de segunda mano, un increíble SUV del fabricante alemán

Siendo el tercer frente de este fabricante para presentar una alternativa entre los modelos SUV, este coche no tuvo inicialmente las mejores críticas, ni tuvo el suceso esperado a nivel comercial. No obstante el BMW X1 de segunda mano es una compra sólida, una gran oportunidad en el mercado de coches de ocasión.

Historia detrás del BMW X1

Se esperaba que este vehículo fuese un gran éxito, pero algunos factores adversos sabotearon el impacto que pudo haber tenido. Comparte algunas virtudes con el modelo serie 3, pero por alguna razón no se esperaba mucho del X1.

Abundaron los admiradores de su diseño, pero debido a que el mercado de deportivos estaba realmente saturado, sus especificaciones no impresionaron demasiado.

En realidad no tenía nada malo. Venía con modelos de tracción trasera o delantera, y ofrecía 143, 177 o 204 caballos de fuerza, con un motor diésel de 2.0 litros de capacidad. En la renovación de 2011 se sumó un motor ecoEfficientDynamics, pero de todos modos esto no mejoró su popularidad.

No obstante, BMW sabe aprender de sus errores. Y es por esto que en el año 2012 el modelo tuvo una remodelación completa, incrementando su calidad y su presencia a primera vista. También se mejoró la eficiencia de su motor.

Por eso un BMW X1 de ocasión, es una buena adquisición si quieres una comodidad de conducción efectiva, considerable cantidad de espacio interno y una buena presencia.

Sus particularidades más importantes

El X1 se caracteriza por ser un poco más pequeño que otros SUV como es el caso del Freelander de Land Rover. Tiene un capó largo y un diseño en sus aberturas que le dan un aire deportivo, dentro de lo que este fabricante suele ofrecer.

De todos modos vale la pena destacar que no es un vehículo para aventurarse demasiado en terrenos irregulares. Uno de los modelos más buscados, el xDrive20d no tiene mejoras considerables que le permitan salir airoso fuera de las carreteras.

Un BMW X1 de segunda mano presenta una modesta altura respecto al suelo, por lo que su parte baja comenzará a recibir embestidas ante elevaciones leves.

Tiene 5 asientos. El equipaje puede tener una capacidad de 1350 litros si se pliegan los asientos.

El funcionamiento de un BMW X1 de segunda mano

El X1 se caracteriza por tener un buen manejo, sobre todo si das con el modelo 20 d con 163 bhp, en cuando al poder de frenado. Es un modelo de 4 cilindros más orientado a la eficiencia, que al rendimiento, pero tiene un equilibrio aceptable.

Dispone de un turbocompresor variable y de inyección de combustible de alta presión, por lo que genera una potencia máxima de 4000 rpm. No obstante llega a 380 Nm a 1750 rpm, lo que no parece forzar el acelerador y ofrece un progreso respetable.

Sumado a esto el amortiguador de péndulo centrífugo amortigua las vibraciones que el motor puede emitir cuando va a baja velocidad. Es una ventaja con respecto a muchos motores diésel que si son ruidosos.

Un BMW X1 de segunda mano en buenas condiciones puede cubrir la distancia de un sprint de 100m en 8,4 segundos a 100 Km/h.

El coche versión sDrive es un poco más rápido, logrando esta distancia en 8,1 segundo a la misma velocidad. En cambio el 23 d cumple su cometido en 7,3 segundos a 200 km/h.

Finalmente hay que señalar que su centro de gravedad bajo es beneficioso en carreteras y caminos sinuosos, proporcionando una buena capacidad de giro, mucho agarre y un balanceo imperceptible.

¿Comprarás un BMW X1 de segunda mano? ¡Presta atención a esto!

No hay muchos problemas con el uso normal de BMW X1 de ocasión. Siempre y cuando no se lo haya forzado a andar demasiado por terrenos sinuosos. De haber tenido que pasar por situaciones muy extremas para su capacidad, el tubo de escape puede presentar daños considerables. De la misma forma estarán afectadas la suspensión y la carrocería.

El X1 obtuvo un segundo lugar en una encuesta de fiabilidad técnica, que se realizó en 2012. Quedó detrás del Hyundai ix35 y delante de Toyota y Lexus. Por lo tanto, puedes confiar en sus capacidades innatas.

¿Por qué adquirir un BMW X1 de segunda mano?

Al día de hoy quedó atrás la mala reacción de la prensa y la desilusión de las ventas opacas para su época. Las renovaciones por las que pasó este modelo mejoraron sus características y hoy comprar uno es una muy buena oportunidad.

Posiblemente lo que más te convenga es encontrar un X1 que tenga poco kilometraje y que haya sido bien tratado por su dueño. Pero, ¿qué garantía tienes de lograr esto? Una compra particular es una experiencia con emociones mixtas, y con elevados gastos adicionales. Entonces, ¿qué hacer?

Pues bien, tu única alternativa es venir con nosotros. Disponemos de un catálogo que incluye el BMW X1 de ocasión ideal para ti.

Consigue tu BMW X1 de segunda mano, con garantía en Framacar

Solo hay una manera segura de adquirir un BMW X1 de ocasión de forma muy satisfactoria. Y esa es recurriendo a nosotros en Framacar, el  mejor concesionario de BMW y Mini usados en Granada.

Deja que te acompañemos en el proceso de hallar ese vehículo que tiene que ser tuyo. Nuestro equipo de mecánicos lo devuelve a su mejor estado, y listo para reestrenar.

Tenemos una trayectoria de 20 años y una gama de clientes que nos recomiendan y que regresan para que los ayudemos a adquirir su siguiente vehiculo de 4 ruedas.

 

Además te llevarás un coche con garantía para que puedes disfrutar de la maravillosa experiencia de tener el BMW de tus sueños. ¡No esperes más! ¡Visítanos!